Sin categoría

NACIONAL: Matrículas de carros robados y otros fraudes que desaparecieron con el Runt

Matrículas de carros robados y otros fraudes que desaparecieron con el Runt Poco a poco y muchas veces sin que nos demos cuenta, la tecnología ha ganado espacios en la vida diaria facilitando y ordenando las cosas. Ese es el caso del manejo de los procesos de tránsito con la implementación del Registro Único Nacional […]

Matrículas de carros robados y otros fraudes que desaparecieron con el Runt

Poco a poco y muchas veces sin que nos demos cuenta, la tecnología ha ganado espacios en la vida diaria facilitando y ordenando las cosas. Ese es el caso del manejo de los procesos de tránsito con la implementación del Registro Único Nacional de Tránsito (Runt).

Con la implementación de esa plataforma, hace ya ocho años, se le dijo adiós definitivamente a prácticas que facilitaban por ejemplo que si a una persona en Bogotá le retenían una licencia por embriaguez, al otro día podía tramitar una nueva en Chía.

Hoy en día, al estar centralizada la información, la Policía Nacional marca esa licencia en el sistema para que no pueda sacar una nueva y cumpla con el proceso legal. Lo mismo se aplica a los robos de vehículos: anteriormente, un carro hurtado en Manizales podían ir a matricularlo en Bucaramanga, lo cual ahora también se controla gracias a la existencia del Runt.

Con este sistema, los organismos de tránsito pasaron de trabajar con carpetas físicas y de forma descentralizada a digitalizar los procesos.

Ya el sector de Tránsito y Transporte del país cuenta con cifras reales sobre el crecimiento del parque automotor, registro de licencias de conducción, trámites y accidentalidad.

Esa información les permite a autoridades como la Policía ejercer control en línea y en tiempo real en las carreteras.

La tecnología garantiza que cualquier procedimiento esté oportunamente vinculado al sistema, permitiendo un flujo seguro, reducción de trámites y sin la intervención de terceros.

Además, el Runt redujo al máximo cualquier tipo de alteración en los registros y mitiga posibles suplantaciones. Así, una persona puede consultar el estado de su licencia de conducción y toda la información de su auto o motocicleta en la página web de la entidad.

Ciudades inteligentes

Por medio del sistema se podría controlar a infractores, monitorear el tránsito y predecir su comportamiento, soportar la generación de comparendos, identificar vehículos abandonados en espacios públicos y hasta generar alarmas de prevención para los ciudadanos. Además, sería un gran soporte para las alcaldías que opten por implementar peajes urbanos. Sin embargo, para ello requiere una autorización expresa del Gobierno.

La plataforma replica en tiempo real en tres centros de datos, brindando redes redundantes en cada uno de sus puntos y con componentes de alto desempeño que brindan a los usuarios tiempos de respuesta inferiores a 1 segundo.

Hoy ese sistema conecta 250 organismo de tránsito, 21 direcciones territoriales y más de 2.500 actores externos. Con una inversión reciente de 15 millones de dólares, la plataforma tecnológica se robusteció. Tiene una arquitectura escalable y dinámica que permite identificar eventos de manera proactiva con el fin de prestar un servicio eficiente, oportuno y seguro.

Tránsito y transporte en cifras

Según cifras del Runt, el parque automotor del país es de 12’968.055 unidades. El 56,23% (7.291.770) son motocicletas y 43,77% (5.676.285) son vehículos, maquinaria, remolques y semirremolques.

Bogotá es la ciudad con más automotores registrados, con 2’277.686, de los cuales 468.920 son motocicletas y 1’808.766 son vehículos, maquinaria, remolques y semirremolques.

En Cundinamarca, el parque registrado en el Runt es de 1’205.824, de los cuales 586.906 son motocicletas y 618.918 se reparten entre vehículos, maquinaria, remolques y semirremolques.

El país cuenta con 13,8 millones de personas con licencias de conducción registradas en el Runt: 76% son hombres (10’469.882) y el 24% mujeres (3’378.249).

Fuente: portafolio

Imagen: Archivo Portafolio

Ver articulo original