Internacional Temas del día

Volver a las vías del desarrollo

Referentes del campo y de los ferrocarriles se reunieron e impulsan una inversión a 10 años por US$15.000 millones.

En medio de la crisis socioeconómica de nuestro país, que torna cada vez más difíciles las perspectivas, un grupo de 50 personas analizaron la época más próspera de la Argentina, entre finales del siglo XIX y principios del XX, cuando hubo dos protagonismos centrales: la producción agropecuaria y el ferrocarril. 

Thank you for reading this post, don't forget to subscribe!

Fueron, sin dudas, los dos sectores que, lisa y llanamente, impulsaron el Interior e irradiaron progreso en todo el territorio nacional. Hoy, el campo sigue siendo un eje central de la economía del país, pero la red ferroviaria que “fundó pueblos” se fue reduciendo notablemente, a menos de un tercio de su despliegue máximo.

Las vías férreas en la Argentina se desplegaron especialmente en la segunda mitad del siglo XIX y decayó ese desarrollo, como lo refleja la línea roja en la Imagen.
Las vías férreas en la Argentina se desplegaron especialmente en la segunda mitad del siglo XIX y decayó ese desarrollo, como lo refleja la línea roja en la Imagen.

Con todo, desde ambos sectores surgen miradas convergentes, desde el convencimiento de que recrear esa sinergia sería como volver a las vías del desarrollo del país. Ese fue el espíritu que animó la conferencia “El desarrollo agrobioindustrial requiere una reparación histórica de los ferrocarriles”, realizada el miércoles en el pabellón de Agronegocios de la Facultad de Agronomía de la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA).

El encuentro fue organizado por Claudio Molina y Fernando Vilella, referentes de la agroindustria y apasionados de locomotoras y vagones, que convocaron al presidente de Ferrocarriles Argentinos Sociedad del Estado (FASE), Damián Contreras y al secretario general del sindicato La Fraternidad, Omar Maturano. También acompañaron el jefe de Gabinete de la Secretaría de Agricultura, Juan Manuel Fernández Arocena y el presidente del Instituto Argentino de Ferrocarriles, Pablo Martorelli, entre otras destacadas personalidades.

Un encuentro para replantear la relación de la agrobiondustria y los ferrocarriles congregó a referentes en la Facultad de Agronomía de la UBA. En la cabecera, Claudio Molina, Gustavo Schrauf, Omar Maturano, Damián Contreras, Juan Manuel Fernández Arocena y Fernando Vilella.
Un encuentro para replantear la relación de la agrobiondustria y los ferrocarriles congregó a referentes en la Facultad de Agronomía de la UBA. En la cabecera, Claudio Molina, Gustavo Schrauf, Omar Maturano, Damián Contreras, Juan Manuel Fernández Arocena y Fernando Vilella.

Contreras sostuvo que “el ferrocarril es una pieza fundamental a la hora de pensar el desarrollo de un país” y dijo que están impulsando un proyecto de ley de Reparación Histórica, que se presentaría en marzo en el Congreso, para poner en valor el sistema ferroviario argentino a través de una inversión de US$15.000 millones en 10 años.

El directivo, cuya área depende del ministerio de Transporte, afirmó que “no se puede pensar en el desarrollo de los ferrocarriles sin la agroindustria, que impulsa a las provincias y el crecimiento de sus economías”.

Maturano manifestó su adhesión a la idea de retomar una rica trayectoria que se fue diluyendo y hoy parece lejana y superada. En tanto, Vilella y Molina expusieron números y datos históricos para fundamentar que el ferrocarril y la producción agrobiondustrial pueden recuperar su alianza virtuosa para un nuevo desarrollo de la Argentina.

La gerenta de Coordinación Societaria de FASE, Julieta Daffonchio, destacó que “el ferrocarril constituye parte esencial de la vida social y económica de una comunidad, además de contribuir al desarrollo social“.

Molina, mentor de la normativa sobre biocombustibles, enfatizó que “se debe planificar a largo plazo -40 años-, con definiciones claras desde el corto plazo”, y tener en cuenta las “dimensiones económicas como la transición ambiental y energética que el mundo atraviesa”.

Vilella argumentó que las oportunidades no faltan. “Argentina está dotada de los recursos naturales y humanos necesarios, para regenerar trabajo de calidad en todo nuestro territorio”. Destacó que “la circunstancia internacional parece ser otra vez favorable para intentarlo” y que “el ferrocarril y la agroindustria pueden complementarse como en las mejores épocas”.

Fuente: Clarin

Imagen: Ambito

Ver artículo original

Volver a página de inicio