Internacional Temas del día

ClicOH, la empresa de logística para comercio electrónico de Argentina

La empresa de logística para comercio electrónico de Argentina

ClicOH, la empresa de logística para comercio electrónico de Argentina, se lanza a conquistar América Latina.

Esta startup es la primera firma argentina que aparece en la lista de las mejor valoradas de las que se gradúan en Y Combinador.

Córdoba (Argentina) no se encuentra dentro del circuito habitual de las startups. Esta localización no cuenta con un ecosistema establecido, tampoco con un notable número de inversores para poder arrancar.

Sin embargo, Juan Altamirano, Agustín Novillo Saravia y Emiliano Segura, fundadores de ClicOH, lo pasaron por alto a la hora de arrancar, pensaron que su talento y el problema a resolver eran suficientes. 

Dos años después, los resultados los avalan. Se trata de la primera startup argentina que aparece en la lista de las compañías con mejor valoración de las que se gradúan en Y Combinador gracias a alcanzar una tasación de 150 millones de dólares. 

Saravia, cofundador y CEO de ClicOH celebra este hito con cierto tono de responsabilidad: “Y Combinador es un ámbito virtuoso para cualquier compañía emergente, es una oportunidad única de aprender de algunos de los mejores fundadores de startups del mundo, de crecer súper rápido y generar vínculos clave, estamos muy orgullosos de formar parte de las Top YC Compañías y ser la primera firma argentina en compartir esta lista con otros gigantes”.

“Por nuestra parte, seguimos comprometidos con nuestra misión de mejorar la experiencia de entrega a los Ecommerce de Latinoamérica”, añade. Esto lo consiguen con seguimiento de punto a punto de todo el proceso mediante el uso de tecnología.

Combinador y el ecosistema emprendedor

Combinador cuenta con exponentes notables en Colombia, México y Brasil, pero en Argentina faltaban ejemplos notables, ya que tan solo siete han conseguido unirse al selecto club.

Como es lógico, la ambición de ClicOH no solo pasa por ser un unicornio, sino cotizar en el parqué y, por el camino, conseguir generar empleo y tener un impacto económico positivo en la región.  

Tras su graduación y paso por el Demo Day, momento clave en el que presentan los proyectos ante los inversores, la compañía consiguió tres millones de dólares a finales de 2021.

El pasado mes de mayo, en una nueva ronda de financiación, su serie A, sumaron 25 millones provenientes de fondos de contrastado prestigio, como es el caso de Tiger Global, cuya cartera de inversión en startups en la región destaca por contar con Mercado Libre, Despegar o Kavak.

Altamirano, también cofundador de la startup, relata cómo Y Combinador marcó el rumbo de la empresa: “Ha sido, sin dudas, de gran ayuda para el crecimiento exponencial de clicOH. Nos permitió desarrollar una red de conexiones sólidas y a largo plazo con inversores, con emprendedores de alto nivel y también con fundadores de empresas innovadoras a nivel mundial que nos brindaron consejos, visión y monitoreo”.

El pasado mes de mayo, en una nueva ronda de financiación, su serie A, sumaron 25 millones provenientes de fondos de contrastado prestigio, como es el caso de Tiger Global, cuya cartera de inversión en startups en la región destaca por contar con Mercado Libre, Despegar o Kavak.

Le puede interesar: Mercado de transporte de buques cisterna para productos químicos líquidos 2022

Altamirano, también cofundador de la startup, relata cómo Y Combinador marcó el rumbo de la empresa: “Ha sido, sin dudas, de gran ayuda para el crecimiento exponencial de clicOH. Nos permitió desarrollar una red de conexiones sólidas y a largo plazo con inversores, con emprendedores de alto nivel y también con fundadores de empresas innovadoras a nivel mundial que nos brindaron consejos, visión y monitoreo”.

“Desde nuestro ingreso a Y Combinador al día de hoy, nuestra facturación se ha multiplicado por 38, hemos lanzado en más países y nuestro equipo ha pasado de 15 a 280 personas”, afirma.

A pesar el ruido y atención generada por aparecer en esta lista, Altamirano prefiere mantener los pies en la tierra, aunque reconoce las ventajas: “Nos permite, de alguna manera, responder con evidencia a nuestros inversores y también equipo de clicOH de que estamos compartiendo un camino de crecimiento junto a otras startups innovadoras de clase mundial”.

“Los tres fundadores somos testigos de la enorme demanda insatisfecha presente en el sector logístico y la excelente recepción que está teniendo el servicio punta a punta (E2E) que ofrecemos a los Ecommerce para que se concentren en lo que mejor saben hacer: vender, y dejar la logística en nuestras manos sin que pierdan control y seguimiento de sus envíos”.

Talento y expansión

Altamirano se queja de al escasez de talento cualificado, a la vez que valora el interés que genera sumarse a su equipo: “Buscamos profesionales que compartan la visión de la empresa y ganas de generar impacto en Latinoamérica, esto nos ha ayudado a atraer y construir el excelente equipo que hoy conforma a clicOH”.

En su caso, estar en Argentina les parece una ventaja competitiva para hacer las cosas de manera diferente: “Argentina cuenta con un talento emprendedor increíble y nosotros hemos encontrado muchas personas que forman parte del ecosistema muy dispuestas a ayudar”. “En definitiva recibimos un gran apoyo para el desarrollo de clicOH“, añade.

“En ciertas industrias, como la logística, es clave tener una visión regional para lograr los objetivos de negocio, por esta razón desarrollamos una solución escalable a todo Latinoamérica”, puntualiza. “Encaramos, día a día, distintas situaciones desafiantes en diversos países que nos obligan adaptarnos rápido para seguir construyendo”.

A la par, cuenta que Argentina “tiene un gran porcentaje del volumen en Latinoamérica y una necesidad de servicio de calidad abrumadora”, por lo que, afirma, sus planes de convertirse en “la empresa líder de logística integral de Ecommerce” en dicho país, “al igual que en el resto de la región”, “se mantienen intactos”. “No importa el desafío que tengamos que encarar”, concluye.

Fuente: El Espanol

Imagen: América Economía

Ver artículo original

Volver a página de inicio