Comercio Economía Macroeconomía

COMERCIO: Revisión de acuerdo comercial de EE.UU. y China se pospone

COMERCIO: Revisión de acuerdo comercial de EE.UU. y China se pospone
China se comprometió a comprar unos US$200.000 millones de productos estadounidenses adicionales en dos años Las conversaciones entre Estados Unidos y China sobre el cumplimiento de un acuerdo comercial firmado en enero, previstas para el sábado, fueron pospuestas en medio de nuevas tensiones entre los dos países, según medios estadounidenses. Las dos potencias debían evaluar […]

China se comprometió a comprar unos US$200.000 millones de productos estadounidenses adicionales en dos años

Las conversaciones entre Estados Unidos y China sobre el cumplimiento de un acuerdo comercial firmado en enero, previstas para el sábado, fueron pospuestas en medio de nuevas tensiones entre los dos países, según medios estadounidenses.

Las dos potencias debían evaluar el cumplimiento del histórico acuerdo alcanzado tras dos años de guerra comercial y abordar la compra de productos estadounidenses a la que se comprometió China, un compromiso severamente afectado por la pandemia de la covid-19.

El encuentro -exactamente siete meses después de la firma de la primera fase del pacto- estaba previsto en el mismo acuerdo, indicó Chad Bown, investigador del Peterson Institute for International Economics (PIIE).

China se comprometió a comprar unos US$200.000 millones de productos estadounidenses adicionales en dos años, para reducir el déficit comercial de Estados Unidos, según exigió el presidente Donald Trump.

Pero a fines de junio, solo 46% de las compras esperadas a ese momento se concretaron, según datos del PIIE.

El acuerdo firmado en enero también contenía disposiciones relativas a la protección de la propiedad intelectual y condiciones para la transferencia de tecnología.

Pero el nuevo coronavirus, que Trump cataloga como el “virus chino”, frenó brutalmente el comercio y exacerbó las tensiones entre las dos potencias, con nuevos frentes de disputa.

La popular aplicación china TikTok para compartir videos, es acusada por el mandatario norteamericano de ser utilizada por los servicios de información chinos. Trump, en campaña para su reelección, amenaza con suspender TikTok en Estados Unidos.

La situación en Hong Kong, territorio autónomo sobre el que China quiere retomar el control, también es un punto de tensión.

Trump dijo el jueves que Hong Kong se “irá al infierno” como centro financiero internacional bajo el estricto control de China.

La cita del viernes debía contar con el representante comercial estadounidense (USTR) Robert Lighthizer y el negociador chino y viceprimer ministro Liu He, según fuentes citadas por la prensa estadounidense.

Lighthizer dijo en junio que China cumpliría sus compromisos mientras Washington contemplaba un segundo acuerdo, pero ese mismo mes un integrante del Consejo de Estado chino dijo que la pandemia había tenido un “impacto” en el acuerdo y que las relaciones entre ambos países son “muy insatisfactorias”.

A simple vista, ambas partes parecen satisfechas con el trato, presentado como la primera fase de uno mayor a negociarse a futuro.

“Este es el trato más grande que existe en cualquier parte del mundo, por lejos”, dijo el presidente de EE.UU., Donald Trump, al firmar el pacto en la Casa Blanca.

En la ceremonia estuvieron el vice primer ministro chino, Liu He, así como varios miembros del gobierno y líderes empresariales de EE.UU. a los que el Trump mencionó uno a uno, con comentarios que fueron desde las tasas de interés hasta el golf.

El acuerdo alcanzado “es bueno para China, para EE.UU. y para el mundo entero”, sostuvo el presidente chino, Xi Jinping, en una carta a Trump leída por Liu delante de las banderas de ambos países.

Qué logró EE.UU.

En un año en que buscará la reelección, Trump puede señalar logros concretos en el pacto que firmó con Pekín tras haber prometido mayor firmeza comercial durante la campaña de 2016.

Uno de los compromisos de China en el acuerdo es que comprará US$200.000 millones adicionales en bienes estadounidenses en los próximos dos años.

Esto incluye desde productos agrícolas hasta industriales, así como energía y servicios financieros.

Se prevé además que Pekín reduzca algunos aranceles que colocó al ingreso de productos de estadounidenses.

China también aceptó fortalecer las protecciones de propiedad intelectual, otra demanda de EE.UU., que acusaba al gigante asiático de desatender las normas internacionales en patentes para falsificar o piratear productos por miles de millones de dólares.

Por otro lado, Trump mantendrá vigentes los aranceles por US$360.000 millones que ha puesto a bienes chinos, como arma de negociación en la siguiente etapa.

“Dejaremos los aranceles, pero aceptaré quitar esos aranceles si podemos hacer la ‘fase dos’“, dijo el mandatario.

También recordó su promesa electoral de ser más firme con Pekín y sostuvo que cumplió con ella a diferencia de sus antecesores.

Fuente: Revista Dinero

Imagen: Archivo Revista Dinero

Ver artículo original

Volver a página de inicio

Sobre el autor

webmaster

Featured