Temas del día Transporte Terrestre

Plan distrital de desarrollo propone impuesto a parqueaderos

parqueaderos

En una sesión marcada por la controversia, el Concejo de Bogotá recibió el Plan Distrital de Desarrollo, delineando la hoja de ruta de la administración de Carlos Fernando Galán para los próximos cuatro años. Sin embargo, el punto más candente del extenso documento de 148 páginas es la propuesta de un impuesto adicional a los parqueaderos y estacionamientos, desatando un intenso debate en la capital colombiana.

La iniciativa, denominada “Contribución por el servicio de estacionamiento fuera de vía”, plantea un gravamen del 17% sobre el servicio de parqueo. ¿El propósito? Canalizar recursos para mejorar la sostenibilidad y calidad del sistema integrado de transporte público en Bogotá, mientras se ofrecen beneficios tarifarios a los estratos más vulnerables de la población.

El artículo 149 del Plan deja en claro que los fondos obtenidos se destinarán al Fondo de Estabilización Tarifaria, bajo la supervisión de la Secretaría Distrital de Hacienda. Esta entidad será la encargada de administrar, recaudar, fiscalizar y gestionar todos los aspectos relacionados con esta contribución por estacionamiento fuera de vía.

También le puede interesar: Cierre temporal de estación de TransMilenio en centro internacional

Es crucial resaltar que, según lo estipulado, las bicicletas quedarán exentas de este impuesto, promoviendo así el uso de medios de transporte alternativos y sostenibles en la ciudad.

Pero, ¿cómo afectarán estos cambios a los conductores bogotanos? Desde el 19 de marzo, se han establecido nuevos precios máximos por minuto para vehículos y motos, mientras que las tarifas para bicicletas se mantienen invariables. Estos precios, sujetos a indicadores económicos como el Índice de Precios al Consumidor y el salario mínimo mensual, varían según factores como la ubicación y el tipo de vehículo.

Si bien estos ajustes buscan equilibrar la oferta y la demanda de espacios de estacionamiento en la ciudad, fomentando una movilidad más eficiente y sostenible, también plantean un desafío para los conductores, especialmente aquellos que dependen del uso diario de sus vehículos. Es un paso audaz en la dirección de un transporte más público y menos congestionado, pero ¿serán los bogotanos receptivos a este cambio de paradigma? El debate está servido en las calles y los pasillos del Concejo.

Fuente: Canal 1