Medio Ambiente

Colombia, ¿preparada para el nuevo rumbo climático?

Ante el mundo, el país ha diseñado uno de los planes más ambiciosos, ¿qué viene y qué falta?

Los efectos inclementes del cambio climático se han revelado de muchas formas en Colombia, uno de los países tropicales más vulnerables al aumento del nivel del mar, a los huracanes, a los incendios forestales y al incremento de la temperatura.

Uno de esos daños del que hemos estado más conscientes ocurrió en el departamento insular con más riesgo en Colombia ante el cambio climático: San Andrés, Providencia y Santa Catalina. Allí la temporada de huracanes, que se había previsto se daría con mayor fuerza en el 2020, impactó como nunca antes. En especial el huracán Iota, que arrasó con casas, escuelas, manglares, bosques, iglesias y vidas humanas.

Ningún experto podrá decir que se podía evitar, pero sí advierten que se podía mitigar; sin embargo, no se hizo nada frente a su riesgo.

Un nuevo rumbo

Hoy el país está iniciado un nuevo camino en el que el clima será la brújula de nuestro presente y futuro. Ante estos eventos lo mejor es que todos estemos preparados e
informados. Para evitar que nos impacten con mayor fuerza, se ha construido una hoja de ruta, ejemplo a seguir en el mundo y por el que Colombia está siendo reconocida por su liderazgo climático.

Se trata de la actualización de la contribución nacionalmente determinada de cambio climático (NDC,por sus siglas en inglés),que presentó el presidente Iván Duque y con el se comprometió a reducir en un 51 por ciento las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de Colombia al 2030.

Además, comprometió al país a ser carbono neutral en el 2050, es decir, absorber tanto carbono como el que emite. En términos sencillos, Duque puso la base para transformar la economía  del país, que actualmente depende del carbón, gas y del
cambio del uso del suelo, a una economía sostenible en los próximos años. 

Sin embargo, no será sencillo, para avanzar será necesario un verdadero compromiso político, el apoyo de los sectores económicos y a la vez de todos los ciudadanos.

¿Por qué hacerlo?

Esta meta no es un acuerdo que le corresponderá cumplir solo a este Gobierno, tampoco se trata de un caballito de batalla para las elecciones o para atraer popularidad. Es una responsabilidad de 195 países, entre ellos Colombia, para evitar el colapso del planeta, pues de no tomarse acciones para limitar el calentamiento por debajo de +2 ºC, e incluso a +1,5 ºC, respecto a la era preindustrial, muchos de nuestros ecosistemas podrían desaparecer, según el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (Ipcc en inglés).

Y no solo ecosistemas, también economías, empleos, el sistema de salud, la educación… Para que esto no ocurra, y para que el anuncio de Duque no quede solo en un discurso, el Ministerio de Ambiente, en conjunto con diferentes entidades y empresas, construyó unas acciones específicas.

De acuerdo con Jhon Melo, coordinador general de la Actualización de la NDC, se trazaron 196 acciones claves. “Como la principal fuente de emisiones de este país tiene que ver con temas como la deforestación, nos comprometimos a que para el 2030 la tasa de deforestación bruta no debe ser superior a 50.000 hectáreas anuales. También encontramos una contribución importante del sector energético y del sector transporte”, dijo Melo.

Para hacer esa transición energética, el ministro de Ambiente, Carlos Eduardo Correa, explicó que se hará “una promoción de la autogeneración de energía mediante fuentes alternativas y la transformación de la generación energética en las Zonas No Interconectadas; además, mediante la armonización de los requisitos ambientales para el desarrollo de las fuentes de energía renovable no convencionales (Fernc), con un
potencial de reducción de cerca de 5MTon CO2eq a 2030”.

Para el caso del sector transporte, “se incrementará el uso del transporte férreo, además del transporte por el río Magdalena, complementando el transporte
por carretera, en donde se conectan los principales puertos marítimos de la costa atlántica con el sur y el centro del país, los Santaderes y Antioquia”.

‘Seguimos trabajando con el sector privado’

Entrevista a Jhon Melo, coordinador general de la Actualización de la NDC del Ministerio de Ambiente:

¿Quiénes se encargarán de cumplir la meta de Colombia?

En la NDC se estipula un total de 196 acciones, combinando los componentes de mitigación, adaptación y medios de implementación. Cada una de esas acciones
fue concertada y construida con las entidades responsables de su implementación. Por ejemplo, en el paquete de mitigación hay 148 medidas que deben ser gestionadas por los ministerios. Hay 89 por los departamentos o por las ciudades. Y hay  24 medidas que son responsabilidad de las empresas.

¿Esto es suficiente para lograr reducir nuestras emisiones?
Eso implica una transformación de la economía. Este fue uno de los temas más importantes para lograr establecer el compromiso de reducir un 51 por ciento las emisiones.Hoy tenemos un total de siete empresas del sector privado que se unieron, pero próximamente habrá detalles de más empresas que se van a unir.

¿Cuáles?
Las que ya están son Bavaria, EPM, TCC, Cerromatoso, Ecopetrol, Grupo Éxito y Auteco. Ahora, el mensaje para las empresas es que esto es un cambio inminente en la
economía mundial y nosotros queremos que la economía del país siga creciendo, por eso es importante que se adapten muy pronto y entiendan que esto va a ser un
tema de competitividad, así lo está planteando la economía mundial.

Fuente: El Tiempo

Imagen: El Tiempo

Ver artículo original

Volver a página de inicio

Categorias