Temas del día Transporte Marítimo

Las huelgas que afectarán a la cadena de suministro marítima en 2023

Las empresas temen que la inflación y la recesión, seguidos de las ‘implicaciones de la guerra’ el ‘impacto del COVID en China’ y las ‘huelgas de trabajadores’ sean los principales problemas en la cadena de suministro en 2023.

Thank you for reading this post, don't forget to subscribe!

Los expertos predicen que las huelgas de trabajadores aumentarán en 2023, que las tarifas de los contenedores y las tarifas de los contratos caerán aún más en el año 2023, que La India y Vietnam se convertirán en alternativas atractivas a China y que EE. UU. aumentará el ‘friendshoring’, la alianza con terceros, en 2023.

“La perspectiva general para el año 2023 para la industria de la cadena de suministro sigue siendo un desafío.

Europa se ve duramente golpeada por la inflación más alta de todos los tiempos; China lucha para hacer frente al virus y EE. UU. continúa siendo testigo de desafíos de transporte en el interior y con malestar laboral.

La mayoría de estos desafíos se mantendrán en 2023”, dice Christian Roeloffs, cofundador y director ejecutivo de Container xChange.

”Debido al aumento de la inflación, habrá más malestar en el mercado laboral, lo que sin duda conducirá a más huelgas, específicamente en Europa, el Reino Unido y América del Norte.

Y como hemos visto antes, las huelgas dan como resultado operaciones lentas dentro del puerto que pueden exacerbar los problemas de suministro”, asegura Aamir S. Mir, director de operaciones (COO) de Caspian Container Company SA.

Estas son las conclusiones del informe que Container xChange ha publicado sobre las predicciones para 2023, que destaca importantes tendencias globales que la industria del envío y la cadena de suministro presenciarán en 2023.

La mayoría de los expertos encuestados prevén que la inflación y la recesión tendrán un mayor impacto este año y serán el mayor impulsor de las interrupciones.

Repunte de las tarifas

Hablando de tarifas, el informe predice además que las tarifas de los contratos de envío a largo plazo experimentarán un repunte en 2023, aunque gradualmente.

Este lento aumento se aplica a todos los modos de transporte. Con las negociaciones en curso para alinear las tarifas de contrato con las tarifas al contado, se espera un reinicio.

Por otro lado, hasta que no se alcance un equilibrio entre la oferta y la demanda, los transitarios favorecerán los contratos a corto plazo hasta que las tarifas se estabilicen.

“Los agentes de carga emplearán un enfoque de ‘esperar y ver’ antes de hacer cualquier compromiso de capacidad de carga aérea a largo plazo en particular”, destaca el informe.

Las tarifas de transporte por carretera tanto para cargas secas como refrigeradas seguirán cayendo en 2023. El tonelaje de carga seguirá contrayéndose a medida que las condiciones del mercado y los volúmenes vuelvan a las cifras previas a la pandemia.

Las huelgas se extenderán

Las huelgas de trabajadores no resueltas de 2022 se extenderán en 2023. Además, las posibilidades de que surjan nuevas huelgas son altas debido al aumento de los precios relacionado con la inflación que ejerce presión sobre los ingresos disponibles de los trabajadores.

La insatisfacción laboral podría crecer en las economías europeas y norteamericanas. En ese caso, causará interrupciones en las cadenas de suministro globales.

“Dos, casi tres años excepcionales para los transportistas están definitivamente llegando a su fin. Tendrán que volver a adaptarse a márgenes más bajos debido a un diferente equilibrio entre oferta y demanda.

Muchos clientes, forzados a contratos de alto costo durante el ciclo alcista, buscarán venganza en el ciclo bajista.

Y las presiones regulatorias, tras las ganancias excesivas, pueden aparecer además de eso, ya sea a través de organismos como FMC, la UE o el MOC de China, ya que cada uno de ellos revisa las exenciones de la alianza, las nuevas regulaciones fiscales o los casos precedentes de varias quejas presentadas por los cargadores en diferentes instituciones”, afirma Ruben Huber, fundador y director de OceanX.

Logística para terceros

El informe cubre además la creciente expectativa del mercado 3PL (logística de terceros) para solidificarse en 2023. Según se informa, se prevé que alcance los 1.789,740 millones de dólares para 2027.

Otra tendencia clave en la lista es la transformación digital de la industria.

En los próximos años, la adopción de tecnologías digitales en el transporte marítimo se centrará en los horarios de los buques, las interfaces de reserva intuitivas, la reserva instantánea de franjas horarias y las confirmaciones de capacidad.

En este sentido, la gran preocupación de la industria será que los sistemas interactúen directamente mediante la automatización del ciclo Datos-Análisis-Decisión-Acción.

Fuente: Logistica.cdecomunicacion

Imagen: Notitrans

Ver artículo original

Volver a página de inicio