Transporte de pasajeros

Empresas de transporte escolar realizaron un plantón

Dicen que reforma al decreto de transporte especial puede acabar con su trabajo. Los propietarios de las pequeñas y medianas empresas de transporte escolar que operan en Bogotá aseguraron que un decreto que reforma los requisitos para su operación podría dejarlos sin empleo y en la calle. Durante un plantón de unos 200 propietarios y […]

Dicen que reforma al decreto de transporte especial puede acabar con su trabajo.

Los propietarios de las pequeñas y medianas empresas de transporte escolar que operan en Bogotá aseguraron que un decreto que reforma los requisitos para su operación podría dejarlos sin empleo y en la calle.

Durante un plantón de unos 200 propietarios y monitores de rutas escolares frente al Ministerio de Transporte, Orlando Herrán, conductor y empresario de transporte, dijo que la norma “es una forma de expropiación obligada” y que los propietarios de las rutas escolares estarían obligados a vender el vehículo o adherirse a grandes empresas.

Herrán y los demás manifestantes se referían a la norma que dice que la empresa “debe demostrar siempre que cuenta con un patrimonio líquido mínimo de 1.000 salarios mínimos mensuales legales vigentes, más unos salarios mínimos, dependiendo del número de vehículos; 30 por ciento de propiedad del parque automotor de la empresa y como mínimo 10 vehículos”.

Los empresarios aseguran que no es posible tener ese patrimonio, pues serían cerca de 20.000 millones de pesos, y ninguna pequeña o mediana empresa a nivel nacional cuenta con ese capital.

Entre los efectos de la reforma, señalaron que trabajos como el de monitor de transporte escolar y conductores asalariados se acabarán. En la protesta participaron representantes de 26 microempresas de transporte especial, que además realizaron una operación tortuga por la calle 63 y la carrera 50.

Ruth Carrasco, una ama de casa, asegura que hace 4 años trabaja con su ruta escolar y todavía está pagando las cuotas del vehículo. “Con este decreto nos piden que convirtamos nuestros vehículos en chatarra y supuestamente nos darán un salario mínimo por eso y yo tengo muchos gastos, porque soy madre soltera”, señaló.

Pero según el viceministro de Transporte, Nicolás Estupiñán, la reforma resulta necesaria. “Estamos proponiendo medidas como la incorporación de la vida útil, estamos evitando que pasen vehículos de una modalidad a otra y estamos generando responsabilidades adicionales, pero en materia de seguridad vial”, dijo.

Este miércoles comenzaron las reuniones con los representantes de los sectores del servicio especial de transporte y el Ministerio de Transporte, con la vocería del viceministro Estupiñán, para intentar llegar a un acuerdo en el que queden satisfechas las dos partes. ​

Fuente: El tiempo