Comercio Economía Empresas Macroeconomía

Lidiar con la alta inflación, el desafío para los comerciantes de país

Expertos advierten que el consumo puede impactarse. Pese a la amenaza, cadenas como Éxito, Falabella, Ara y Miniso mantienen sus planes de expansión. 

En medio de perspectivas optimistas y planes de crecimiento para el año que comienza, las grandes superficies y el comercio, en general, no dejarán de encontrar factores que podrían perturbar sus negocios.

En sus análisis, los expertos y empresarios representativos del sector reconocen que la alta inflación, especialmente, así como las dificultades para importar pueden ser piedras en el camino este 2022.

Sobre el primer tema, se refirió la semana pasada en Portafolio, Camilo Herrera, fundador de Raddar.

“El cierre de la inflación anual en 5,62% hará que los servicios aumenten este año cerca a este monto y la producción industrial se verá presionada más por el aumento de los salarios por encima del 10%, causando una tendencia inflacionaria que podría llegar incluso al 9% en algún punto del primer semestre, causando un reto en los hogares que verán cómo los precios suben y también lo hacen sus ingresos”.

Agregaba que “esta tensión se ve en el ‘Poll’ de Invamer, con el punto más alto en que las personas dicen que están insatisfechas con su estándar de vida y lo que pueden comprar y hacer y agrega que esa a sensación de menor capacidad de compra está causada mayormente por la inflación de alimentos, que afecta más a las personas de ingresos bajos”.

Al respecto, el presidente de Fenalco, Jaime Alberto Cabal, advierte que en efecto la inflación se constituye en un factor que preocupa. Y, justamente, el sector empresarial se inclinó por un aumento del salario mínimo sobre el 10% porque está comprobado que los mayor efectos de la alta inflación recae sobre la población de menores ingresos.

El dirigente gremial también habla de la crisis de contenedores, que podría ir más allá del primer semestre, como otro factor que inquieta al comercio y a la economía, en general.

LOS EMPRESARIOS

Sobre la marcha del debate macroeconómico, los empresarios de las grandes cadenas hacen sus apuestas y también dan su visión de la coyuntura.

Carlos Mario Giraldo, presidente del Grupo Éxito, señala que mientras que el índice de precios de alimentos cerró en el 17,3% según el Dane, el índice interno del Éxito a sus consumidores está alrededor del 12%.

“Es decir, la propia productividad interna, nos permite tener un beneficio de hasta 5,5 puntos para los consumidores (cifra a noviembre 2021)”. Considera que en el caso de los productos frescos la compra local también es una estrategia favorable en ese escenario.

Igualmente, considera que la empresa también hace la diferencia con estrategias como “Precio insuperable” ofreciendo productos con precios muy competitivos y en ocasiones más bajos que otros cadenas, principalmente en productos de la canasta familiar como huevos, leche o aceite, además de los “Días temáticos” en sus marcas con descuentos en diferentes categorías de hasta el 40%, entre otros.

Giraldo también confirma los planes de expansión para el 2022 y la continuidad de la política de renovación de almacenes.

Por su parte, Pedro Lendro, CEO de Jerónimo Martins, plantea un panorama positivo y de crecimiento para las tiendas Ara este año en Colombia, pero reconoce que si bien “comenzamos 2022 con confianza renovada, también somos muy conscientes de los importantes desafíos que tenemos por delante”. Y cita como ejemplo de esos retos, “la incertidumbre asociada a la progresión de la pandemia y el aumento considerable de la inflación de alimentos a finales de 2021”.

Silvia Martínez, directora de marketing de Miniso Colombia, comenta que el tema de fletes marítimos y la limitante de espacios se mantendrá por lo menos en el primer semestre de 2022 marcado por el año chino. “Sin embargo, constantemente estamos buscando negociaciones con nuestros proveedores a largo plazo para mantener el nivel de precios del formato y reducir al máximo el impacto sobre los precios de venta al público”, dice y añade que frente a la inflación, “la marca ha sido impactada como todas las industrias… esperamos que el gran esfuerzo del empresariado se vea reflejado en la confianza del consumidor y podamos seguir recuperándonos”.

La ejecutiva espera un crecimiento en el consumo en el país, respaldado en la mayor disposición de las personas a realizar actividades fuera de casa.

Entre tanto, frente a las perspectivas del retail en Colombia, la cadena Falabella declaró que ve con optimismo el año.

“La expectativa de crecimiento de la economía en Colombia es muy positiva, la reactivación del país ha sido ejemplar”, expresó.

Así mismo, “desde nuestra parte operativa, le estamos apostando a aumentar la oferta de despacho en 24/48 horas y de esta manera responder a las necesidades que surgieron en el marco de la pandemia, en donde cada vez se necesitan canales de venta más integrados y mayor eficiencia en la distribución y el servicio al cliente”,manifestó la compañía.

Fuente: Portafolio

Imagen: Portafolio

Ver artículo original

Volver a página de inicio

Sobre el autor

Lady Giovanna Navas Becerra

Agregar Comentario

Clic acá para ver los comentarios

Categorias