Cartagena Infraestructura MinTransporte

Se conocieron los diseños para las obras de estabilización y protección de la margen derecha del río Magdalena en la vía Salamina – El Piñón

  • Bajo la coordinación del Ministerio de Transporte, Invias y Cormagdalena realizaron un convenio interadministrativo para contratar los diseños con la Universidad del Magdalena. Se realizará una socialización con los habitantes del municipio de Salamina.
  • Los diseños cuentan con la interventoría de la Universidad de Cartagena y entre las recomendaciones se encuentra el dragado de más de 1.6 millones de metros cúbicos de la Isla Tamarindo, la construcción de 7 espolones y de un dique de alrededor de 10 kilómetros entre Salamina y El Piñón.

En el edificio Mar Caribe de la Universidad del Magdalena fueron socializados ante entidades gubernamentales, autoridades locales y veedurías municipales, los diseños resultantes del proceso de consultoría del Plan Maestro de Salamina, el cual busca generar una solución definitiva de protección, restauración y estabilización, ante el fenómeno erosivo del río Magdalena en la margen derecha de la vía Salamina – El Piñón y sus alrededores.

Dichos diseños, que fueron contratados bajo el liderazgo del Ministerio de Transporte y el viceministerio de infraestructura, a través del convenio interadministrativo entre Invias y Cormagdalena, estuvieron a cargo de la Universidad del Magdalena con la interventoría de la Universidad de Cartagena.

En esta etapa fue entregado el hito sobre las obras de estabilización y protección ante la erosión en el sector frente a la Isla Tamarindo.

Este es el resultado de un trabajo articulado del sector transporte por entregar una solución integral y definitiva a la situación que viene enfrentando el municipio de Salamina y en la que el Gobierno nacional tiene el total compromiso de mantener la conexión vial entre estos municipios por medio de obras de protección de la orilla y construcción de vías alternas que a largo plazo, y con control de recursos, otorguen un resultado a favor de la comunidad y con certeza ante la naturaleza dinámica del río Magdalena”, señaló la viceministra de infraestructura, Olga Lucía Ramírez.

Todo lo realizado fue contemplado dentro del Plan Maestro, en el cual convergieron varias entidades gubernamentales y del sector transporte como es Invias para la articulación de los diseños y teniendo en cuenta la necesidad de una vía alterna frente a la situación erosiva.

El director general del INVÍAS, Juan Esteban Gil, dijo que “este nuevo avance técnico, que nos entrega una guía para solucionar de forma definitiva esta problemática, es resultado de otro esfuerzo interinstitucional del Gobierno nacional. Desde el momento de la emergencia, el Instituto ha trabajado para garantizar la movilidad en esta región, habilitando primero una vía alterna entre Palmarito y Salamina, donde invertimos más de $1.100 millones. Además, gracias al programa Reactivación 2.0 garantizamos recursos por $300.000 millones para la vía Palermo – Salamina – Plato y para la transversal Salamina – Pivijay – Fundación”.

Dichos diseños apuntan a implementar la intervención final que garantice la estabilidad de las estructuras en el tiempo, respondiendo como Gobierno a la medida cautelar interpuesta ante el Tribunal Administrativo del Magdalena de la creación de un Plan Maestro, el cual fue coordinado por Cormagdalena.

Contamos con un proyecto consolidado de cara a la gran necesidad que enfrenta el municipio de Salamina, acertar en una solución definitiva ha sido siempre la voluntad del gobierno Nacional. Por eso convocamos a la Sociedad Colombiana de Ingenieros y a las Universidades del Magdalena y Cartagena y en conjunto con todo este conocimiento técnico, de la mano de la Alcaldía de Salamina, la Gobernación del Magdalena, Invias y Cormagdalena; tenemos una ruta consensuada que nos va a permitir obras que estabilice de manera definitiva la orilla que tanta preocupación ha causado para los habitantes de estas poblaciones”, manifestó el director de Cormagdalena, Pedro Pablo Jurado.

En el diseño fase 3 de estas obras de control de erosión fluvial, se emplearon modelaciones computacionales y el concurso de los profesionales de la Universidad del Magdalena, con el fin de dar una solución definitiva, estable y económicamente eficiente. Todo lo anterior pensando en la protección para la tranquilidad de la comunidad y la salvaguarda de la infraestructura vial del sector.

Se está entregando un proyecto con ingeniería de detalle y una serie de estructuras que garantizarán que se controle el proceso erosivo con control de inundaciones, para evitar que se vea afectado el municipio. Para la universidad es muy importante, más aún que estamos en el mismo Departamento, impactar de forma positiva en la comunidad”, precisó el ingeniero Gustavo Hernández, encargado del proyecto en la Universidad del Magdalena.

Dentro de lo planteado se encuentra el dragado en polígono límite a la isla Tamarindo y el lecho del río de al menos 1.607.280 metros cúbicos, la construcción de 7 espolones de diferentes longitudes variando desde 25 metros hasta 155 metros, para la estabilización de la orilla y la construcción de un dique de 10 kilómetros de longitud desde Salamina hasta El Piñón para el control de inundaciones.

Estos diseños contaron con la interventoría de la Universidad de Cartagena, la cual colocó a disposición su experiencia en este tipo de intervenciones.

Hemos estado revisando y sugiriendo sobre los componentes del proyecto de una manera muy colaborativa y complementando con nuestra experiencia y conocimiento donde se han expuesto las soluciones del caso, tanto de la protección del río como el diseño de la vía alterna. Tenemos la certeza que hay un grado de asertividad muy alto en estas soluciones que se están dando a estas problemáticas”, comentó el ingeniero Alfonso Arrieta Pastrana de la Universidad de Cartagena.

Paralelo a estos avances, Cormagdalena seguirá realizando batimetrías en el sector, mediciones de caudales y velocidades, y monitoreando las curvas de niveles del río a partir de los reportes del IDEAM, y reportando periódicamente a las alcaldías, la Gobernación y la UNGRD, siguiendo las recomendaciones de la Sociedad Colombiana de Ingenieros.

Fuente: MinTransporte

Imagen: MinTransporte

Ver artículo original

Volver a página de inicio

Categorias