Calles Medellin Transporte Terrestre Vías

Se destraba vía para desembotellar la zona de embalses del Oriente

Estructuración del nuevo trazado vial entre Marinilla y Guatapé se reactivó después de un año.

En medio de la congestión vehicular que paraliza la zona de los embalses los fines de semana, una alianza público privada (APP) con la que se busca abrir una nueva vía entre Marinilla y Guatapé se abre paso luego de un año de parálisis.

El corredor, avaluado en $713.840 millones a precios de 2019, reduciría en 8 kilómetros el desplazamiento entre esos dos municipios. De ser concretado, se convertiría en una nueva alternativa para aliviar la presión vehicular que aqueja a ese territorio del Oriente antioqueño.

Un proyecto atascado

Durante lo corrido de este año, el aumento de los visitantes a esta zona, considerada uno de los principales atractivos turísticos de Antioquia, ha elevado los tiempos de desplazamiento a niveles inéditos.

Aunque en un día normal el trayecto entre estos dos últimos municipios debería tardar un promedio de 30 minutos, ese lapso incrementó hasta las dos horas durante los fines de semana.

Para los viajeros de Medellín, separados por una distancia de 75 kilómetros (desde la Terminal Norte hasta Guatapé) la duración del trayecto pasó de una hora y media en un día normal, hasta seis horas los fines de semana, tal como documentó un equipo de EL COLOMBIANO el pasado 16 de agosto.

Catalina Vélez Vargas, directora operativa de Proyectos Estratégicos y APPs de la Gobernación, explicó que desde 2012 ya van tres intentos para desarrollar esa obra.

Entre 2012 y 2015, y luego en 2016, dos propuestas presentadas bajo el modelo de APP con iniciativa privada se hundieron por no lograr un cierre financiero.

En 2019, un estructurador conformado por dos empresas, identificadas como Topco S.A. y Mincivil, presentó una nueva propuesta, también bajo el modelo de APP con iniciativa privada.

Pese a que en diciembre de 2019 comenzó la estructuración de los diseños de este último proyecto, la Gobernación explica que uno de los insumos centrales para su aprobación era un estudio de tráfico y demanda que se truncó.

“Como el tráfico no estaba normalizado por el tema del aislamiento, la dinámica no ha sido la apropiada”, advirtió Vélez, señalando que por esa condición el Departamento decidió suspender los términos para la estructuración de ese proyecto.

Cuando se levante esa suspensión, en enero de 2022, explicó que el estructurador tendrá ocho meses adicionales para concluir la formulación de su propuesta.

“Es decir que si a mediados de agosto de 2022 el originador no aporta los estudios se dará por desistida o rechazada la alianza público- privada”, anticipó Vélez Vargas.

Así va el cronograma

Ricardo López Lombana, gerente de la regional Antioquia de Mincivil, empresa que integra el consorcio estructurador, explicó que en julio pasado se contrató el estudio de tráfico pendiente.

De acuerdo con el cronograma de esa empresa, en marzo del próximo año los estudios de factibilidad estarían culminados y el proyecto podría ser analizado de forma integral por la Gobernación.

“Los análisis geotécnicos, geológicos y topográficos también los estamos desarrollando, por eso esperamos que para marzo podamos llevar el proceso a la siguiente fase”, dijo López.

Aunque todavía los diseños no están terminados, la Secretaría de Infraestructura Física de Antioquia informó que, por ahora, el proyecto comprende 13,4 kilómetros de vía nueva entre la autopista Medellín – Bogotá y El Peñol y la rehabilitación de 11,1 kilómetros de la vía entre este último municipio y Guatapé.

La vía tendría un impacto directo sobre 150.000 habitantes y un impacto indirecto sobre otros 750.000, en una área de al menos siete municipios. De cara al futuro, la propuesta contempla una operación por 26 años por parte del constructor.

Fuente: El Colombiano

Imagen:  El Colombiano

Ver artículo original

Volver a página de inicio

Categorias