Transporte fluvial

Así se navegará en el crucero por el río Magdalena

Se tiene previsto que estos viajes por el río Magdalena regresen en 2023.

Los viajes de turismo por el río Magdalena regresarán desde el 2023, como sucedió durante gran parte del siglo pasado, a través de vapores como el David Arango, que marcaron una época de lujo por la principal arteria fluvial del país.

Ahora, con una embarcación moderna tipo crucero, EL TIEMPO conoció detalles sobre el proyecto del operador turístico Metropolitan Touring en asocio con la compañía AmaWaterways, tras el anuncio de su entrada en el mercado colombiano por el río.

Por ejemplo, el día del viaje inaugural está definido: la noche del martes 23 de diciembre de 2023, zarpando desde Cartagena, informó Camilo Calderón, gerente general de Metropolitan Touring Colombia, en entrevista con este diario.

El itinerario

El puerto de zarpe en la capital de Bolívar está por definir. Y la llegada de esa primera ruta, luego de siete días, será en Barranquilla. En ‘La Arenosa’ comenzará la segunda ruta de siete días, con llegada en Cartagena. Así será durante las 52 semanas del año.

“El itinerario exacto lo revelaremos en las próximas semanas”, dijo inicialmente Calderón, pero cuando este diario le pidió una parada más no se negó: la histórica Mompox (Bolívar).

Las siete paradas no necesariamente serán poblaciones. Hay ciénagas que también pueden hacer parte de ellas para practicar kayak, caminatas y avistamiento de aves.

“Navegaremos solo por el Bajo Magdalena. Serán 750 kilómetros de navegación fluvial en crucero”, agregó Calderón.

El Bajo Magdalena comienza en la población de El Banco (Magdalena) y se extiende hasta la desembocadura del río en Bocas de Cenizas, en Barranquilla, además del brazo artificial que resulta ser el Canal del Dique, que echa su agua en la Bahía de Cartagena.

Otras poblaciones que podrían ser paradas por su importancia, además de Cartagena, Barranquilla y Mompox, son El Banco, Magangué y Calamar, estas dos últimas en el departamento de Bolívar. Calderón no quiso confirmar ninguno de esos nombres.

La navegación será siempre de noche. De día serán las paradas, cada una de tres o cuatro horas, o hasta más, dependiendo de los atractivos del lugar.

El barco

La licitación para la construcción del barco que hará los recorridos se abrirá pronto. “A finales de año comienzan las obras del mismo en Cartagena”, dijo Calderón.

La embarcación se construirá entre 18 y 20 meses, pero los responsables del proyecto de navegabilidad por el Magdalena prefieren tener una gabela de tiempo por cualquier inconveniente.

“Será un barco de 80 metros de eslora (largo) y 14 de manga (ancho), con 40 a 50 cabinas para 80 o 100 pasajeros. Tendrá restaurante, spa y todas las comodidades de un barco de alto nivel, todo repartido en tres niveles”, sostiene Calderón, que dice que AmaWaterways cuenta con 25 barcos en Europa que podrían acomodarse al río Magdalena.

Cruceros Barranquilla

Reactivación económica

Para elegir cada parada, Metropolitan Touring y AmaWaterways requieren de unas condiciones mínimas: muelle adecuado, mejoramiento de la infraestructura de los que se ofrece como atractivo y garantizar la seguridad de los pasajeros.

“Estos viajes ayudarán a las poblaciones. Generan oportunidades de empleo, la economía de los municipios mejora porque, al mismo tiempo, se genera tejido empresarial y se empodera el turismo”, apuntó Calderón.

Para ello, el proyecto trabaja, según se supo por otras fuentes, de la mano con gobernaciones de Atlántico, Bolívar y Magdalena. Además, esto sí dicho por Calderón, con Procolombia.

La llegada del crucero al río genera de 50 a 55 personas al servicio de los pasajeros en la nave. Esto implica la contratación de 100 empleos directos, con los agentes en tierra y en las oficinas, además de unos 120 indirectos.

Navegabilidad

Un aspecto importante es la navegabilidad del río. El pasado 28 de julio: el Gobierno Nacional “ratificó su compromiso de impulsar el multimodalismo, competitividad turística, la infraestructura y la sostenibilidad ambiental y social del río Magdalena”.

Fue luego de un recorrido por el río desde Mompox hasta Barranquilla, con la participación de ocho gobernadores o sus representantes, Ministerio de Transporte, Cormagdalena (la entidad que vela por la corriente de agua más importante del país) y Federación Nacional de Departamentos.

Incluso, el brazo de Mompox será dragado para permitir su navegabilidad en 145 kilómetros de largo por una canal de 52 metros de ancho.

Pero lo que se espera, por parte de los gobernadores, es que la Alianza Pública Privada (APP) del río sea agilizada y se puedan dragar 668 kilómetros, trayecto entre Bocas de Cenizas y Barrancabermeja, proyecto con inversión de 1,4 billones de pesos, que será una concesión a 15 años.

Se espera, igualmente, que en septiembre se firme la licitación y se inicien las obras en el primer semestre de 2022.

Calderón dice que no se necesita de mayor profundidad para el crucero. Que el barco requerirá de 1,5 a 2 metros de profundidad, como los planchones que viajan desde Barrancabermeja a Barranquilla y Cartagena, a través de la hidrovía de Cormagdalena.

“Con el aporte de todos viajar con comodidad y lujos por el río Magdalena será pronto una realidad”, remata el gerente general de Metropolitan Touring Colombia.

Fuente: El Tiempo

Imagen:  El Tiempo

Ver artículo original

Volver a página de inicio

Categorias