Bogotá D.C. Transito Transporte Transporte de pasajeros

Bogotá trabajará en una segunda línea del Metro que irá hasta Suba y Engativá

López señaló que todos estos proyectos ya tienen recursos asegurados de movilidad limpia y sostenible a la ciudad.

La alcaldesa Claudia López y varios funcionarios del Gobierno anunciaron la extensión del Metro de Bogotá hasta las localidades de Suba y Engativá, además de otros proyectos de infraestructura clave para el futuro de la ciudad.

Bogotá empezará a trabajar en una segunda línea del Metro, que irá desde la calle 72 con Caracas, hasta las localidades de Suba y Engativá, en el occidente de la ciudad, según anunciaron la alcaldesa bogotana, Claudia López, y algunos miembros del Gobierno, entre los que se encontraban los ministros de Hacienda y de Transporte, Alberto Carrasquilla y Ángela María Orozco, respectivamente.

Para la segunda línea, como ocurrió en la primera, se espera que el Gobierno aporte cerca del 70% de los recursos, mientras que el Distrito se hará cargo del 30% restante.

Aunque no se conocerá el valor de la obra hasta que lo definan los estudios, en total rondaría los $16 billones, sumando costos de financiamiento y construcción, según Semana.

“Haremos en 12 años lo que el país no había podido hacer en 70 años”, indicó la alcaldesa, quien afirmó que los estudios de prefactibilidad dieron como resultado que la mejor alternativa para la ciudad es ampliar la línea del Metro desde la calle 72 con Caracas hasta la Avenida Ciudad de Cali y ahí hasta Suba.

Según la mandataria, el metro tomará toda la 72 y pasará por la Avenida NQS, luego por la Avenida 68, la Boyacá, hasta la Ciudad de Cali, en la cual se desviará hacia Suba, pasará el río Juan Amarillo, llegará al Portal de Suba y terminará unos kilómetros más adelante.

Durante los próximos tres años se harán los estudios que determinarán si el trazado irá elevado o subterráneo y se espera que en 2023 pueda ser adjudicado.

Entre las ventajas de esta decisión, López indicó que la línea descongestionará la Avenida 80 y la Suba, integrará el Metro con Transmilenio y el Regiotram, beneficiará a casi dos millones de habitantes que viven en ambas localidades y tendrá el menor impacto en redes de servicios públicos.

En el proceso, se tuvieron en cuenta varios factores ambientales, urbanos, de paisaje, mejoras de transporte, financiero, riesgos, entre otros, explicó López.

“Esta segunda parte del Metro de Bogotá la discutí con la alcaldesa la primera vez que hablé con ella. De puño y letra ella hizo una proyección que ahora se está cumpliendo luego de muchos análisis”, explicó el ministro Carrasquilla durante su intervención.

La alcaldesa también detalló el plan que tiene la ciudad en materia de transporte para integrarse con su área metropolitana.

El proyecto insignia es la primera línea del Metro, que irá desde las Américas hasta la Calle 72 con Caracas y que ya se está construyendo, pero también se suman esta extensión hasta Suba; el Regiotram de Occidente, que también se está ejecutando; la Ciclo Alameda del Medio Milenio; el Regiotram del Norte, hasta Zipaquirá; los cables aéreos de Usaquén, San Cristóbal y del Centro; las troncales de la Ciudad de Cali y la 68.

López señaló que todos estos proyectos ya tienen recursos asegurados y agregarán cerca de 140 kilómetros de movilidad limpia y sostenible a la ciudad.

Fuente: Revista Dinero

Imagen: Archivo Revista Dinero

Ver artículo original

Volver a página de inicio