Bogotá D.C. Seguridad Víal Transporte de pasajeros

El desafío de recuperar la seguridad en los buses zonales

Pese a la reducción histórica en hechos delictivos, la situación es inquietante.

Durante las últimas semanas de noviembre y las primeras de diciembre del año pasado, los reportes de conductores de buses del SITP sobre hechos delictivos en sus vehículos empezaron a ser recurrentes, situación muy distinta a los días de calma de las cuarentenas del 2020, cuando eran casi nulas las denuncias.

“Se dispararon los atracos a los operarios y a los usuarios a fin de año. En un solo día tuvimos cuatro robos seguidos, y en esos días pasó lo del señor Wilfrido”, le dijo a EL TIEMPO un trabajador de una de las concesionarias que opera el SITP en la ciudad.

Wilfrido Murcia Naranjo, oriundo de Chiquinquirá, Boyacá, fue un hombre al que asesinaron en un bus en medio de un robo el martes 15 de diciembre del 2020 a las 5:15 de la mañana. Su asesinato, que conmocionó a la ciudad, puso en el ojo del huracán a este sistema de transporte y su seguridad.

Menos de un mes después de esto –ya con un capturado por el homicidio de Wilfrido–, se presentó otra muerte violenta en un bus en medio de un atraco. Los hechos ocurrieron la noche del pasado lunes 4 de enero, pero esta vez el fallecido sería un ladrón que fue atacado con su propio cuchillo por un pasajero que lo desarmó y posteriormente lo atacó cuando este intentó arrebatarle un bolso que llevaba.

Estos hechos han quedado en la retina de la ciudadanía, y expertos y autoridades coinciden en que se deben extremar las medidas en este sistema de transporte, pese a que las cifras indican un significativo descenso en el número de delitos en buses y paraderos.

Por un lado, cabe resaltar que entre el 2019 y lo que va del 2021 han sido asesinados en el SITP zonal tres personas, una por año, hasta el momento. Otros delitos se reducen. En buses, mientras que en el 2019 se presentaron 1.816 casos, en el 2020 fueron 806; una disminución del 55,6 por ciento.

Hugo Acero, secretario de Seguridad de Bogotá, reconoció que los buenos resultados en las cifras de criminalidad logrados el año pasado fueron impulsados, entre otras, por las cuarentenas. No obstante, recordó que antes de que llegara el virus a la ciudad, y las posteriores medidas que se tomaron para contener su propagación, ya había una reducción del 10 por ciento en el hurto a personas.

Dijo que también se han adelantado robustas estrategias de prevención y de respuesta en el sistema de transporte, que incluye los buses zonales. Sobre esto explicó que priorizaron algunas intervenciones en sectores críticos.

“Se definieron las rutas y paraderos más complicados, con más robos. San Cristóbal, hacia la parte de la zona de Juan Rey; unas zonas en Kennedy, como Patio Bonito; en Usme, tuvimos en Bosa, en Suba Rincón”, explicó Acero.

A diferencia de lo que ocurre con el sistema TransMilenio, que cuenta con un comando de policía especial, los buses zonales no tienen esta organización. No obstante, el secretario de Seguridad aclaró que por orden del mayor general Óscar Gómez Heredia, comandante de la Policía Metropolitana, se asignaron seis oficiales de rango entre mayor y coronel para que atendiera esas zonas y rutas.

Estamos con el plan guitarra. La policía, los gestores y a veces alcaldes locales nos subimos a los buses a hacer requisas. Las personas se bajan del bus; hemos encontrado armas de fuego, de fogueo, cortopunzantes, municiones, y esas requisas no gustan. A veces, algunos se molestan porque van de afán”, dijo el funcionario.

Hugo Acero explica que detrás de los robos en los buses zonales de transporte público suelen estar involucradas pandillas de barrios, y que también se realizan acciones de seguridad en paraderos y sus entornos.

Para el experto en seguridad ciudadana Johan Avendaño, son varios los puntos claves que se deben tener en cuenta para atender este fenómeno delictivo. Por un lado, dice que es importante que se identifiquen ‘puntos ciegos’, es decir, aquellas zonas donde la oscuridad y la soledad del sector se convierten en el escenario ideal para los delincuentes, y centrar esfuerzos allí.

También, que se debe verificar el funcionamiento de las cámaras de seguridad dentro de los buses, como elemento persuasivo y para identificar criminales. Sobre esto, en el Distrito aclararon que todos los buses eléctricos zonales que han sido anunciados traen cámaras y botón de pánico. En total serán 1.485 vehículos los que estarán dotados con esta tecnología.

De esos, 889 estaban adjudicados desde la administración anterior, y 596 se adjudicaron el pasado 5 de enero. En este momento, de ese total hasta ahora han entrado a operar 133.

Más allá de esto, Avendaño considera que lo más importante es que se deben atacar las causas que propician el hecho criminal. “¿Qué hay detrás de estas estructuras que tienen sectorizada a la ciudad, y que tienen donde comercializar los elementos robados?”, se cuestionó el experto.

El trabajador de la concesionaria dijo que hay una sensación generalizada de que las acciones de las autoridades de seguridad no son suficientes.

No hay medidas a nivel del Distrito y del Estado más fuertes que generen un impacto verdadero sobre la problemática. Se sabe que esto es por la pandemia y el hambre ha generado este tipo de eventos. Sin embargo, las ayudas parecen muy pocas con nosotros, que debemos responder solos”, explicó.

Delitos en el sistema TransMilenio

Las cifras oficiales sobre lo que ocurre en el sistema TransMilenio (buses, estaciones y portales) son alentadoras. En cuanto a hurtos en buses articulados se registra una reducción del 57,6 por ciento, ya que en el 2019 hubo 7.775 casos, mientras que en el 2020 se reportaron 3.299, 4.476 menos.

En cuanto al número de robos a personas en estaciones, las cifras indican que hubo una disminución de 7.288 casos, ya que en el 2019 se registraron 10.655 y en el 2020 fueron 3.367. No obstante, buena parte de esta disminución estuvo relacionada con los meses en que hubo restricción total a la movilidad el año pasado, y a que se redujo la capacidad en la que pueden operar tanto TransMilenio como los buses zonales.

Fuente: El Tiempo

Imagen: Archivo El Tiempo

Ver artículo original

Volver a página de inicio

Sobre el autor

Dayana Gamez

Add Comment

Clic acá para ver los comentarios