Transporte Terrestre

Países de Latinoamérica que registran los mejores avances en temas de movilidad eléctrica

Entre los destacados, Colombia y Chile son los territorios del bloque con la mayor operación de buses eléctricos en sus calles, con una inserción de 9,8% en este tipo de movilidad.

En los últimos años se han hecho más evidentes los efectos por el cambio climático en el mundo. Glaciares derretidos en su totalidad y especies extintas son solo unos de los efectos que ha dejado la contaminación, por ello, las naciones han acelerado sus procesos de transformación a energías limpias en todos los ámbitos de la economía, uno muy importante y en que se sigue trabajando es el de la movilidad.

Es por ello, que por el hecho de que los vehículos son los mayores contaminantes, se han creado nuevas políticas en la región para integrar carros, buses y hasta motocicletas que funcionen a partir de tecnologías limpias y sin emisiones.

El reciente informe del programa para el medio ambiente de la ONU demostró cifras positivas frente a este sector, pues los números apuntan a un mayor crecimiento de la transición a sistemas de transporte eléctrico en Latinoamérica.

Los datos confirman que Colombia y Chile son los países con mejores resultados en este aspecto, pues son los únicos del estudio que ya cuentan con la operación comercial de buses de transporte público impulsados por tecnologías limpias, además de contar con la mayor penetración de este tipo de vehículos en el país, con una tasa de 9,8%.

Según el informe, los avances en estos territorios se han dado principalmente por la migración a tecnologías limpias en los buses de servicio público y los llamados BRT o Buses de Tránsito Rápido, como Transmilenio en Colombia, Transantiago en Chile y Metro Bus en México.

De hecho. Colombia se consolidó el año pasado como el país de la región con mayores unidades adquiridas para su sistema de buses, con 406 unidades, seguido por México con 193 trolebuses, por lo que los estimados apuntan a que, de continuar con la tendencia, al menos 5.000 buses eléctricos estarían circulando por las calles de las ciudades de la región en 2025.

Según Claudia Navas, consultora experta en temas de transición eléctrica en Control Risks, Colombia se ha destacado como uno de los países con mayores avances en este tema, pues emitió un decreto que exime de derechos de importación a los autos eléctricos hasta 2022, conservando la meta de alcanzar, al menos, 600.000 vehículos de este tipo para 2030 y reducir emisiones 4.04 millones de toneladas de Co2 (MT de Co2).

Por otro lado, Chile trazó desde 2016 una política nacional de electromovilidad que busca electrificar 40% de la flota de vehículos privados para 2050.

En la región, se estima que 27 de los 33 países han priorizado al sector de transporte como un elemento central que requiere una transición a energías limpias para alcanzar las metas de reducción de la huella de carbono.

De acuerdo con Navas, en Latinoamérica los avances en este tema se han dado gracias a los incentivos introducidos por parte de los gobiernos para la adopción de estas tecnologías y el reemplazo del diesel y la gasolina, a través de mejores modos de financiamiento y la creación de nuevos modelos de negocio.

En cuanto a los avances en la región, Perú importó el año pasado al menos 24.462 nuevos vehículos eléctricos, con el fin de reducir sus emisiones de carbono cerca de 208,8 Mt Co2 para 2030, además, la importación de motocicletas creció 220% interanual, una situación similar a la de Costa Rica, que también creció en inscripciones de automóviles eléctricos, al menos, 77% y Brasil, que con una nueva flota de vehículos híbridos, espera reducir 43% las emisiones de carbono.

“Adoptar estos sistemas es fundamental para lograr la mitigación del cambio climático, avanzar en el cumplimiento de los objetivos de desarrollo del milenio y asegurar que los ciudadanos cuenten con un medio de transporte más digno, menos contaminante y menos ruidoso”, comentó Navas.

Con base en los datos, el informe concluyó que la transición no solo depende de la importación de vehículos, sino también del diseño de infraestructuras de carga y mantenimiento por parte de los gobiernos y la implementación de líneas de crédito para compradores, con legislaciones que incentiven la compra de híbridos con beneficios como reducción de impuestos, tasas de interés más bajas y planes sin cuotas iniciales.

Tres naciones de América Latina tienen 60% de las reservas mundiales de litio

Bolivia, Chile y Argentina cuentan con más de la mitad de las reservas mineras de litio, el principal componente para fabricar baterías de automóviles eléctricos, de hecho a finales de 2020 la empresa BYD abrió la primera planta de baterías de litio-hierro-fosfato en Brasil, con el fin de convertirse en el proveedor principal de baterías a ensambladoras de automotores en la región, además, la empresa Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado, en Argentina, también ha incluido dentro de sus proyectos la construcción de una fábrica de baterías. Perú ha considerado la opción pero sus reservas contienen uranio.

Fuente: La República

Imagen: La República

Ver artículo original

Volver a página de inicio

Categorias