Temas del día Transporte Marítimo

Puerto Colombia, Un destino para vivir.

Puerto Colombia un destino para vivir

El desarrollo urbanístico del municipio no puede permitir que este pierda su esencia, una esencia enmarcada en la calidez de su gente y el amor de esta por su tierra. Y esto lo resalto porque si bien cuando hablamos de desarrollo económico y competitividad esto trae consigo bienestar en cuanto a mayores oportunidades para sus habitantes, mejorando con esto los índices de pobreza, también genera mayores exigencias y un desafío en materia de seguridad para las autoridades locales.

Para nadie es un secreto el desarrollo que en los últimos tiempos ha tenido Puerto Colombia como eje cultural y turístico de nuestro departamento. Su estratégica ubicación lo posiciona como uno de los municipios costeros de mayor crecimiento, pues muchas empresas, colegios y universidades se han establecido en el sector, generando con esto mayores oportunidades de empleo y educación.

Thank you for reading this post, don't forget to subscribe!

Por el Muelle de Puerto Colombia, catalogado en su momento como el segundo terminal marítimo más largo del mundo, entró el progreso a Colombia y con este un gran flujo de migrantes provenientes de la cultura árabe, palestina, judía, alemana, italiana, entre otras, que huyendo de la guerra y en busca de mejores oportunidades se asentaron en esta zona y en sus alrededores aportando a nuestra idiosincrasia y a la economía del Caribe.

Otra característica que hay que destacar de este municipio es que sus playas, sus paisajes y sus alrededores, enamoran a propios y visitantes, tanto así que hoy día es uno de los destinos escogido por muchos para fijar su lugar de residencia.

Además, cabe señalar que uno de los sectores más dinámicos y de mayor inversión viene siendo el de la construcción, destacando de esta forma la confianza de empresarios e independientes que han visto en el municipio la oportunidad de desarrollar nuevos complejos inmobiliarios, algunos de estos con características sostenibles para el cuidado del medio ambiente y acordes a la infraestructura y a la tranquilidad del lugar, algo que buscan muchas parejas o familias al momento de adquirir vivienda propia, lo que lo consolida como un destino para vivir.

Lea también: Logística inversa: consejos para gestionarla en tu ecommerce o empresa

La connotación y las dinámicas urbanas de una ciudad como Barranquilla han hecho que su crecimiento se dé hacia su área metropolitana, principalmente hacia Puerto Colombia, una zona que se afianza, luego de haber sido declarada como Área de Desarrollo Naranja, como epicentro de la cultura y el turismo.

Y es precisamente ese legado cultural el que pese al desarrollo del lugar hay que seguir preservando. El desarrollo urbanístico del municipio no puede permitir que este pierda su esencia, una esencia enmarcada en la calidez de su gente y el amor de esta por su tierra. Y esto lo resalto porque si bien cuando hablamos de desarrollo económico y competitividad esto trae consigo bienestar en cuanto a mayores oportunidades para sus habitantes, mejorando con esto los índices de pobreza, también genera mayores exigencias y un desafío en materia de seguridad para las autoridades locales.

El Atlántico cuenta hoy día con una oferta turística, gastronómica y cultural para aquellos que vienen a conocer el departamento y nadie puede irse sin ir a Puerto Colombia, un lugar al que sus atardeceres lo hacen mágico y la restauración de muchos de sus monumentos ha volcado la mirada de turistas que no dudan en vivir un momento especial en este municipio costero.

Por todas estas bondades que hemos venido destacando sobre el municipio, por todo lo que representa para el desarrollo de nuestro departamento y por esa deuda histórica que el Estado tiene con esta zona emblemática por donde entró el progreso a nuestro país, es que Puerto Colombia debe ser elevado a la categoría de Distrito Turístico, Cultural, Histórico y de Tecnología para mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

Fuente:  El Heraldo

Imagen: El Universal

Ver artículo original

Volver a página de inicio